/ Inicio  / Galerías  / JESÚS Pastor Soriano

Galerías

JESÚS Pastor Soriano

Quiza porque un tio mio era Pastor siento debilidad por esta profesión ( es profesión y con mayúsculas ) y cuando veo alguno por la montaña, la sierra o los prados miro de pararme a hablar con el. Pero de todos los que he conocido Jesús es diferente, es auténtico, es vocacional, ha sido y es su vida, no reniega de ello y además se enorgullece, le gusta la soledad buscada aunque sea una persona de fácil tertulia con la que hablar es un placer, vivie de ello, y aunque sabe que sus ovejas tienen un destino marcado las cuida y las mima como si de animales de compañia se tratara. 

He tenido la oportunidad de pasar todo un dia con él. Lo voy a buscar a su casa de Espeja de San Marcelino ( Soria ) a las cinco de la mañana, me recibe con un apretón de sus immensas manos, y tras tomar un ligero desayuno y meter en su zurrón media ogaza de pan con jamón, nos dirigimos andando ( no tiene coche, ni moto, ni bicicleta ) hacia el lugar de la sierra donde el dia anterior dejo las ovejas libres y solo al cuidado de sus tres apreciados mastines. 


Tras una caminata de un par de kilómetros ya oimos los cencerros de las ovejas que con los primeros rayos de sol  han iniciado su periplo diurno. Poco a poco, nuestra convesación se hace  fluida e interesante, se interesa por mis cámaras y por mis objetivos y yo me intereso por la tierra que pisamos. No dice nada a los perros, no dice nada a las ovejas, no hace falta, su sola presencia ha puesto orden y seiscientos cincuenta animales se ponen en marcha con un rumbo que parece predefinido. 


Voy tomando fotografias de prueba para medir la luz que aún es escasa mientras me explica que desarrolla este oficio desde su mas tierna infancia, que solo durante nueve meses lo dejó para ir a Barcelona... " una locura de juventud " me dice, no le gustó la experiencia y volvió rápido a lo que le gustaba y sabia hacer, y sigue haciendo. 


No lo he dicho pero tiene sesenta años ( no creo que le importe que diga su edad ), todo lo hace andando aunque tiene problemas en los pies, el marca el ritmo y no es fácil seguirle. Me alejo un poco de él para que la máquina fotográfica no le intimide y veo que se acerca a coger tomillo, me explica cuales son todas las plantas y raices que encontramos, me señala el recorrido que esta seguro que seguira el rebaño, sabe hacia donde irán, donde pararán ,  me acerco a las ovejas y huyen de mi, se acerca el y ni se inmutan, las conoce , le conocen.


Ha salido el sol y los ocho grados que habia en el ambiente cuando sálimos por la mañana se han convertido en unos agradables catorce o quince, desde la cima de un pequeño cerro y sentados en una roca observamos el movimiento del rebaño y Jesús me explica que a el no le importa estar todo el dia solo, que no entiende a los que le dicen que lo deje, " yo ya estoy aprendido " me dice, no hay relevo, es muy duro, todos los dias, sin fiestas, a primera hora de mañana y a última hora de la tarde, pues durante las horas de calor las ovejas no comen, las deja en la sierra vuelve a casa , come, hecha la siesta y vuelta a la montaña.


Me habla de la familia, de los amigos, de su juventud, del futuro, se atreve un poco con la política, es dicharachero y simpático, se asombra porque llevo hechas quinientas fotos, pregunta, volvemos a andar " otro pequeño trozo, desde aquel cerro las veremos venir " .


He quedado con él para hacer un reportaje fotográfico sobre el auténtico pastor, pero despues de estar todo un dia con él lo de menos son las fotografias que he hecho, me quedo con su lección de humildad, con su sencillez, con su filosofia de vida, con su autenticidad, con su amor por la naturaleza, por saber vivir en ella y saber dejar vivir a los que en ella viven. Como le he dicho a Jesús, hay mas sabiduria en su vida que en la mayor de las enciclopedias.


Este reportaje lo he imaginado en blanco y negro y así lo muestro, no se si es lo correcto o no, posiblemente algunas fotografias darian mas juego en color y posiblemente algunos detalles se pierdan, pero entiendo que globlamente el personaje principal que es Jesús sale enriquecido. Espero que él no se enfade por ello. 

Creo que he hecho un buen amigo al que he prometido volver a visitar y con el que estaré encantado de hablar y caminar por la sierra de Soria. 


Un abrazo Jesús. 

 

JESÚS Pastor Soriano

Quiza porque un tio mio era Pastor siento debilidad por esta profesión ( es profesión y con mayúsculas ) y cuando veo alguno por la montaña, la sierra o los prados miro de pararme a hablar con el. Pero de todos los que he conocido Jesús es diferente, es auténtico, es vocacional, ha sido y es su vida, no reniega de ello y además se enorgullece, le gusta la soledad buscada aunque sea una persona de fácil tertulia con la que hablar es un placer, vivie de ello, y aunque sabe que sus ovejas tienen un destino marcado las cuida y las mima como si de animales de compañia se tratara. 

He tenido la oportunidad de pasar todo un dia con él. Lo voy a buscar a su casa de Espeja de San Marcelino ( Soria ) a las cinco de la mañana, me recibe con un apretón de sus immensas manos, y tras tomar un ligero desayuno y meter en su zurrón media ogaza de pan con jamón, nos dirigimos andando ( no tiene coche, ni moto, ni bicicleta ) hacia el lugar de la sierra donde el dia anterior dejo las ovejas libres y solo al cuidado de sus tres apreciados mastines. 


Tras una caminata de un par de kilómetros ya oimos los cencerros de las ovejas que con los primeros rayos de sol  han iniciado su periplo diurno. Poco a poco, nuestra convesación se hace  fluida e interesante, se interesa por mis cámaras y por mis objetivos y yo me intereso por la tierra que pisamos. No dice nada a los perros, no dice nada a las ovejas, no hace falta, su sola presencia ha puesto orden y seiscientos cincuenta animales se ponen en marcha con un rumbo que parece predefinido. 


Voy tomando fotografias de prueba para medir la luz que aún es escasa mientras me explica que desarrolla este oficio desde su mas tierna infancia, que solo durante nueve meses lo dejó para ir a Barcelona... " una locura de juventud " me dice, no le gustó la experiencia y volvió rápido a lo que le gustaba y sabia hacer, y sigue haciendo. 


No lo he dicho pero tiene sesenta años ( no creo que le importe que diga su edad ), todo lo hace andando aunque tiene problemas en los pies, el marca el ritmo y no es fácil seguirle. Me alejo un poco de él para que la máquina fotográfica no le intimide y veo que se acerca a coger tomillo, me explica cuales son todas las plantas y raices que encontramos, me señala el recorrido que esta seguro que seguira el rebaño, sabe hacia donde irán, donde pararán ,  me acerco a las ovejas y huyen de mi, se acerca el y ni se inmutan, las conoce , le conocen.


Ha salido el sol y los ocho grados que habia en el ambiente cuando sálimos por la mañana se han convertido en unos agradables catorce o quince, desde la cima de un pequeño cerro y sentados en una roca observamos el movimiento del rebaño y Jesús me explica que a el no le importa estar todo el dia solo, que no entiende a los que le dicen que lo deje, " yo ya estoy aprendido " me dice, no hay relevo, es muy duro, todos los dias, sin fiestas, a primera hora de mañana y a última hora de la tarde, pues durante las horas de calor las ovejas no comen, las deja en la sierra vuelve a casa , come, hecha la siesta y vuelta a la montaña.


Me habla de la familia, de los amigos, de su juventud, del futuro, se atreve un poco con la política, es dicharachero y simpático, se asombra porque llevo hechas quinientas fotos, pregunta, volvemos a andar " otro pequeño trozo, desde aquel cerro las veremos venir " .


He quedado con él para hacer un reportaje fotográfico sobre el auténtico pastor, pero despues de estar todo un dia con él lo de menos son las fotografias que he hecho, me quedo con su lección de humildad, con su sencillez, con su filosofia de vida, con su autenticidad, con su amor por la naturaleza, por saber vivir en ella y saber dejar vivir a los que en ella viven. Como le he dicho a Jesús, hay mas sabiduria en su vida que en la mayor de las enciclopedias.


Este reportaje lo he imaginado en blanco y negro y así lo muestro, no se si es lo correcto o no, posiblemente algunas fotografias darian mas juego en color y posiblemente algunos detalles se pierdan, pero entiendo que globlamente el personaje principal que es Jesús sale enriquecido. Espero que él no se enfade por ello. 

Creo que he hecho un buen amigo al que he prometido volver a visitar y con el que estaré encantado de hablar y caminar por la sierra de Soria. 


Un abrazo Jesús. 

 

Otras galerías

Loading...